PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO PARA TU PEQUEÑA EMPRESA

PROPÓSITOS DE AÑO NUEVO PARA TU PEQUEÑA EMPRESA
by

Con el nuevo año llegan los propósitos, esa lista de objetivos que todas y todos nos prometemos cumplir. En tu lista personal seguro que has anotado hacer más ejercicio, comer mejor, o dejar de fumar… Pero las empresas también necesitan nuevos horizontes que alcanzar y ya que hemos arrancado el 2019 con una ola de frío en toda España, seguro que ya estás dando vueltas a qué hacer para que tu pequeña o mediana empresa no se congele. Puede que estés pensando que ha llegado el momento de darle un impulso y estás pensando bien, porque como cantaba Radio Futura «el futuro ya está aquí» y el marketing digital no es una moda juvenil... ¿No sabes por dónde empezar? Deja que te echemos un cable.

1- Incrementar tu presencia en las redes sociales:

Ya hemos hablado en alguna ocasión de lo útiles que las redes sociales son para tu negocio. Te van a ayudar a construir una reputación para tu marca, te van a permitir promocionar tus productos, tomar el pulso a tu comunidad y a tus clientes potenciales… Además, son un canal de atención al cliente a través del cual podrás solucionar las incidencias de tu clientela y mejorar tu producto o servicio. Analiza qué es lo que vendes y elige con cuidado qué redes sociales son las que te van a proporcionar un mayor aprovechamiento de los recursos o un mejor resultado. Si sabes que necesitas implementar o mejorar tu presencia en redes pero no tienes demasiado claro cómo hacerlo, no dudes en recurrir a profesionales.

2- Abrir paso al vídeo marketing:

Según Hootsuite, un usuario medio de la red pasa 40 minutos visualizando contenido en Youtube cada vez que inicia sesión (¡un 50% más de tiempo que en 2017!), de ahí que se estime que en 2021 el tráfico de datos en smartphones se multiplique por 7. Solo este dato debería iluminarte para llegar a la conclusión de que debes incorporar el vídeo a tu estrategia de marketing. El contenido audiovisual es el que más se consume en internet y gracias a las redes sociales cuentas con un canal de distribución a un click.  No te lo pienses mucho: Hay muchas aplicaciones que te permiten elaborar vídeos cortos para difundir a través de los perfiles sociales de tu empresa, pero de nuevo, un resultado profesional requiere la intervención de un profesional.

3- Trabajar el marketing de contenidos:

La información es poder  y si no que se lo pregunten a Richard Nixon, Carl Bernstein y Bob Woodward… Vale, no es necesario llegar tan lejos, ni llevar a cabo una investigación exhaustiva merecedora de un Pulitzer, pero la información es un valor añadido a tu producto que no debes desdeñar. Crear contenidos interesantes para tu comunidad que les ayuden a entender por qué es necesario tu producto o servicio desde el punto de vista de la utilidad te va a hacer ganar muchos enteros. Cuidado, no se trata de vender una moto, sino de hacer más fácil la vida de los consumidores. Información rigurosa, siempre veraz, y con un fin divulgativo que te sirva de apoyo en tu estrategia comercial. Elige el formato que mejor se adapte a tu producto; blogs, vídeos, infografías, etc.

4- Pon en orden tu base de datos:

Es un proceso costoso, es una tarea tediosa, es probablemente, junto con ordenar tu trastero, lo que menos te apetece hacer en el mundo… Pero debes hacerlo si quieres tener bajo control a tu clientela y saber que le haces llegar la información que necesitas que conozcan. Puede que tengas diferentes tipos de clientes en función de los diferentes servicios y productos que ofrezcas, puede que en tu negocio necesites comunicación fluida y directa con clientes y proveedores… cada negocio es diferente y tiene sus particularidades, así que ten en cuenta las del tuyo a la hora de clasificar a tus contactos y seleccionar las comunicaciones que debes hacer llegar a cada uno. De nuevo nuestra recomendación es que si ves esta tarea como un Everest que no tienes ni pizca de ganas de escalar, la pongas en manos de alguien que pueda administrar y actualizar tu base de datos por ti.

5- Pierde el miedo:

El marketing digital es un amante exigente, va a requerir tiempo, dinero y capacidad de análisis. Pero así como es exigente es también agradecido, y la inversión económica que te requiere es infinitamente menor que la de una campaña tradicional en televisión o radio y la difusión que puedes llegar a alcanzar es enorme. Por este motivo el marketing digital es el gran aliado de las pequeñas y medianas empresas. No lo dudes e implementa una estrategia global de marketing digital en tu negocio, porque tienes mucho que ganar y poco que perder.

 

Cumplir estos propósitos para tu empresa te resultará más sencillo si tienes quien te acompañe en la aventura. En Organa Comunicación nos hacemos cargo de tus redes sociales, somos profesionales del ámbito audiovisual y periodistas expertas en generar contenidos. No esperes al 2020 y pon en marcha ya tu estrategia de marketing digital.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *